jueves, noviembre 24, 2005

Bye, bye, copia privada (el que avisa no es traidor)

También esto lo expuse hace un tiempo (de ahí el título de esta entrada), siendo los comentarios que se me hicieron muy acertados. Y ahora no sé si arrepentirme de haber dado pistas, si bien puedo consolarme pensando que lo tenían planeado de antemano. Leo vía Libertad Digital - aunque también lo he visto en Barrapunto y en República Internet - que el Partido Popular plantea en una de sus enmiendas al Proyecto de reforma de la Ley de propiedad Intelectual la eliminación de la posibilidad para el usuario de realizar tres copias privadas.

La argumentación dada por los populares resulta sorprendente (por no utilizar otra palabra): que el consumidor pueda hacer tres copias privadas sería como comprar un coche y dejar las puertas abiertas para que te lo roben. Más claro no se puede decir: los usuarios - según la representante popular - poseen una tendencia innata al fraude y al delito, apropiándose de las obras ajenas, así que protejamos a los artistas de esa malsana animosidad. Como escribo esto "vuela pluma" todavía no he podido leer esas enmiendas, pero sospecho que no se dejará siquiera una copia privada. ¿A cambio de qué? se preguntarán ustedes: pues está claro, eliminando el canon de los soportes digitales; una cosa por otra.

Pero es que además los enmendantes pretenden favorecer las medidas tecnológicas protectoras de la propiedad intelectual, dando cobertura legal a lo que hoy en día supone una clara vulneración de la normativa, con los sistemas anticopia que pueden encontrarse en el mercado, y de los que hacen uso esos fantásticos artistas.

Y por fin, para ponerle la guinda al pastel, las enmiendas pretenden, según sus proponentes, favorecer el acceso del público a la cultura. Si es que me da una risa ... (así no lloro).

Sencillamente, decepcionante. Eso sí, a la altura del Gobierno y su Ministerio de ¿Cultura?.