miércoles, enero 05, 2005

¿Trabajando para la cultura? (v.2.0)

Hoy continuamos con nuestro análisis anterior:

"Internet es una amenaza o una liberación, depende de como lo uses."

Desde luego lo que sí es una amenaza es la obsesión de los principales representantes de la música española (todos sabemos que de un gran nivel) por lo que la red supone. Ahora bien, ellos me van a enseñar cuál es el buen uso, el correcto, el que me liberará. Pregunto yo: ¿de quién pretenden liberarme?. Más bien empieza a parecerme que quieren pillarme entre sus redes. Y eso que soy un simple curioso, ni siquiera soy un artista.

"Sgae es tu referencia y la mano amiga que te acercará a lo mejor de las redes ..."

Creo que a estas alturas no van a tener ningún lugar en la red donde acercarme, como no sea su propio sitio, porque me parece que muy pocos amigos les deben quedar en este mundo virtual, como consecuencia de su propia actuación. Desde luego, que ellos sean mi referencia y mi mano amiga empieza a parecerme demasiado descabellado.

" ... y te ayudará a evitar los riesgos de la globalización porque trabajamos para la cultura, cultura de todos, la que nos hace iguales en nuestra diversidad, la que respeta las diferencias y asume el mestizaje, la que nos hace más tolerantes y también más eficaces en la defensa de nuestros derechos, tus derechos."

Precioso e idílico párrafo. En primer lugar, la globalización trae riesgos: es cierto, el primero de ellos es que mucha más gente puede tener acceso a las composiciones de los artistas y muchos de ellos, si no fuera por la red, o no se darían a conocer o muy pocos podrían disfrutar de sus obras. Esta circunstancia se incardina en la Sociedad del Conocimiento, y parece ser que ese tipo de sociedad no le gusta a la Sgae. ¿Y eso es estar a favor del progreso?. Si la cultura nos hace iguales en la diversidad, respeta las diferencias, asume el mestizaje, nos hace más tolerantes, ... ¿por qué su intolerancia ante la libre distribución de esa cultura?. Al final encuentro la respuesta: mis derechos son sus derechos, es decir, que pretenden vivir a mi costa.

"Hoy la Sgae pone la gestión en tus manos, úsanos. Bienvenidos al futuro.

Eduardo Bautista
Presidente del Consejo de Dirección"

Lo siento, Sr. Bautista, pero no me ha convencido. Ustedes no representan el futuro, porque el futuro no es la criminalización de tantas y tantas personas, tal y como ustedes defienden. El Derecho está al servicio de la Sociedad, pero nunca en contra de su desarrollo, sino favoreciéndolo. Dado que ustedes abogan por medidas punitivas frente a quienes comparten la cultura, sólo puedo decirle que ustedes funcionan completamente "off line", y no han comprendido ni asimilado el cambio que se está produciendo.

Tan sólo le pido un favor: no se jacte tanto y de modo tan petulante de que trabajan para la cultura. Más de una persona les podría aplicar ese refrán que dice: "dime de qué presumes y te diré de qué careces."


2 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Siempre he comprendido el concepto Derecho Moral de Autor, y me parece y legítimo y necesario que los autores obtengan una remuneración por su trabajo y sus creaciones, y es bueno recordarlo en este año del centenario.

Sin embargo los conceptos que no consigo asimilar son los de Entidad Gestora y Propiedad sobre la Cultura.

En mi ignorancia (que también podría calificarse como ausencia de propiedad intelectual o, si se prefiere pobreza cultural) tampoco consigo entender el cometido de un ministerio de cultura diferente al que le confiere nuestra Carta Magna, que no es otro que el potenciar y garantizar el acceso a la cultura de todos los ciudadanos.

Quizás debiéramos quitarle el apellido "cultura" a algo que sólo es industria discográfica. Entonces, a lo mejor cobraría sentido la regulación penal protectora de la CULTURA (no de la industria discográfica), y a lo mejor entonces la industria discográfica podría concurrir en el mercado y ante la sociedad como lo que es, una industria con un negocio y un producto.

Si le quitamos a la sgae (y otras hierbas) su careta de falsa cultura todos entenderemos mejor que alguien que fabrica musica y la vende enlatada tiene los mismos derechos y deberes que alguien que fabrica coches, o microondas o pastitas de té.

Si consideramos que "El rey del pollo frito" es cultura debería ser accesible a todos los ciudadanos, si consideramos que es un producto su autor tiene el perfecto derecho a cobrar lo que el mercado quiera pagarle.

La cultura, en el siglo XXI, está en la red y se llama sociedad del conocimiento...o no.

M@ximilian

12:22 p. m.  
Blogger Roberto Iza Valdes said...

Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

3:18 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home